FRECUENCIA IDEAL DE EMAILS PARA LA COMUNICACION CON CLIENTES


TL;DR:

Encontrar el equilibrio adecuado en la frecuencia de envío de correos electrónicos es crucial para evitar abrumar a los suscriptores y arriesgar su insatisfacción. La experimentación, el monitoreo de las métricas de participación y la alineación con las expectativas de los clientes son clave para encontrar la frecuencia de correo electrónico óptima para tus clientes.


Introducción

Cuando se trata de comunicarse con tus clientes a través del correo electrónico, la pregunta de cuántas veces contactar puede resultar desconcertante. Puede que tengas noticias urgentes o información valiosa para compartir y desees asegurarte de que tu mensaje sea visto de inmediato. Sin embargo, la abundancia de correos electrónicos y el spam que inunda las bandejas de entrada hoy en día hace que sea fácil que los correos bien intencionados sean malinterpretados como simples intentos de persuadir o molestar a los destinatarios. Encontrar el equilibrio adecuado es crucial para evitar abrumar a tus suscriptores y arriesgar su insatisfacción con tu empresa.

La respuesta a este dilema depende de varios factores, como tus objetivos, la naturaleza de tu producto y tu base de clientes. Lo que funciona para una empresa puede no funcionar para otra, lo que hace necesario experimentar y ajustar continuamente para determinar la frecuencia ideal de correo electrónico. En este artículo, proporcionaremos consejos para ayudarte a perfeccionar tu enfoque en la frecuencia de correo electrónico y encontrar una estrategia que funcione para ti.

Comprender el impacto de la frecuencia de correo electrónico en tus resultados financieros

Los correos electrónicos son una herramienta eficaz para generar ingresos y conciencia en el marketing B2B. Participan a los clientes, impulsan las ventas y mejoran la credibilidad de la marca. De hecho, cada dólar gastado en marketing por correo electrónico genera un notable retorno de $38 (fuente). Sin embargo, la suposición de que más correos electrónicos siempre equivalen a más ingresos no es del todo precisa. Todos hemos experimentado la molestia de recibir mensajes excesivos y darnos de baja de inmediato. Sorprendentemente, hay casos en los que el aumento de la frecuencia de los correos electrónicos ha resultado en un aumento del 45% en los ingresos por correo electrónico para algunas empresas (fuente). Estas estadísticas aparentemente contradictorias resaltan el delicado acto de equilibrio que implica el marketing por correo electrónico. Enviar muy pocos correos electrónicos puede hacer que los clientes olviden quién eres, mientras que bombardearlos con mensajes excesivos corre el riesgo de ser reportado como spammer y perder ingresos potenciales.

Navegando en el proceso de toma de decisiones para la frecuencia de correo electrónico

Determinar la frecuencia óptima de correo electrónico no es un enfoque único para todos. Aquí tienes algunos puntos de partida para ayudarte a encontrar la frecuencia de envío perfecta para tus clientes:

  • Definir el propósito: Establece claramente el propósito o la inspiración prevista detrás de cada correo electrónico antes de enviarlo. ¿Es promocional? ¿Es una celebración de cumpleaños para un suscriptor? ¿Estás instando a los clientes a realizar una compra o buscando construir la lealtad a la marca? ¿Es un correo electrónico independiente o parte de una campaña? Identificar el propósito de cada correo electrónico asegura que no pierdas tiempo y recursos en mensajes que podrían ser mejor asignados en otro lugar.
  • Analizar a los competidores: Si bien no debes copiar las estrategias de tus competidores directamente, estudiar sus prácticas de correo electrónico puede proporcionar ideas valiosas. Observa la frecuencia de envío, ya sea semanal, quincenal o mensual. Considera el tamaño de su base de suscriptores y los objetivos de sus campañas de correo electrónico. Usar a los competidores como punto de referencia te permite medir de manera más efectiva tus propias métricas de éxito.
  • Alinear con las expectativas de los clientes: Pregúntate por qué los clientes se suscriben a tu lista de correo y considera el tipo de contenido que ofreces. ¿Están interesados en mantenerse actualizados sobre descuentos o anticipan tu boletín semanal para obtener consejos y trucos? La industria en la que operas también desempeña un papel. Por ejemplo, una boutique de moda podría enviar correos electrónicos más frecuentes en comparación con una empresa de software como servicio. Tener en cuenta las expectativas de tus suscriptores es crucial para mantener la participación.
  • Monitorear las métricas de participación: Las métricas clave, como las tasas de apertura y las tasas de clics, guiarán tu toma de decisiones. Si tus tasas de apertura son altas, continúa con tu enfoque actual. Sin embargo, un aumento repentino en las bajas de suscriptores o una disminución en las tasas de apertura indica la necesidad de un enfoque diferente. Puede que estés enviando demasiados o muy pocos correos electrónicos. Aunque estas métricas pueden variar según la industria, generalmente es recomendable apuntar a una tasa de apertura entre el 15% y el 25%, una tasa de clics del 2.5% y una tasa de clics a la apertura entre el 20% y el 30% (fuente).
  • Segmentar a tu audiencia: Las pruebas A/B pueden ser valiosas para rastrear y mejorar tus prácticas de correo electrónico. Al segmentar a tus suscriptores según su actividad o demografía, puedes probar diferentes frecuencias de envío de correo electrónico. Analiza los resultados de participación e implementa el enfoque más exitoso a mayor escala. La segmentación permite la experimentación al tiempo que minimiza el riesgo de alienar a toda tu audiencia con contenido irrelevante.
  • Mantener la reputación del dominio: Asegurarse de que tus correos electrónicos lleguen a las bandejas de entrada de los destinatarios es crucial. El envío de un número excesivo de correos electrónicos puede resultar en que te reporten como spammer, lo que provoca que tus mensajes se filtren en la carpeta de correo no deseado. Al monitorear de cerca las métricas de participación, puedes tomar medidas correctivas de manera oportuna, como ajustar la frecuencia de envío de correos electrónicos, si notas una disminución en las tasas de apertura o participación.

Alcanzar la frecuencia de correo electrónico óptima requiere tiempo

Encontrar la frecuencia de envío de correo electrónico perfecta puede ser un proceso gradual, y es natural afinar tu enfoque con el tiempo. Tu estrategia diferirá de la de tus competidores, por lo que las pruebas y ajustes continuos son vitales para descubrir el método ideal. Con el tiempo, a través del monitoreo cuidadoso y la adaptación, encontrarás el equilibrio adecuado, nutrirás tu lista de correo y alcanzarás tus objetivos de comunicación.

Features

Test our Email Validation tool

Submit any email below. We'll handle the rest.

Contact

Get In Touch

Contact us!

Any thoughts, feedback, or questions? Let us know!
Loading...